www.bikenbici.com

 
 
 
 
 

 

Detrás de cada una de las bicicletas que se han usado para hacer Trialsín hay desde una gran fábrica a un pequeño taller, pasando por maravillosas ideas realizadas por particulares. Muchas marcas de bicicletas se aventuraron a fabricar su propia versión de bicicleta de Bici-Trial, Trialsín o BikeTrial. Algunas de ellas se fabricaban en pequeños talleres artesanales de los que salían muy pocas unidades. Otras tenían un potencial económico que les permitía hacer un producto más elaborado, atractivo y en mayor cantidad.
De todas formas, gracias a todos ellos y a su ingenio, tanto el de los grandes como el de los pequeños fabricantes, hoy en día tenemos bicicletas muy ligeras y competitivas. Aquí conoceremos la historia de cada marca y el por qué hicieron un tipo de bici u otro.

     
     
     

 

 

Aunque la marca Montesa data de principios de 1945, no fue hasta finales de la década de los 70 cuando la marca se lanzó a fabricar bicicletas de Trialsín i Bicicross. Pere Pí, que en aquella época trabajaba en el departamento de desarrollo de la marca, le propuso al Sr. Permanyer, dueño de la empresa, la fabricación en serie de unas bicicletas que servían para hacer lo mismo que ellos llevaban tantos años haciendo con las motos: Trial. Pere Pí había visto a su hijo Ot evolucionar con una bicicleta en el jardín de su casa y pensó que se podría fabricar una bicicleta para hacer trial bajo el nombre de Montesa.

   

Al Sr. Permanyer le entusiasmó la idea pero puso la condición que que tendría que ser Pere Pí el encargado del desarrollo y gestión del departamento ciclista. La primera bicicleta que salió a la luz fue la Montesa T-10, una bicicleta inspirada en una Mongoose americana porque no sabían qué medidas debía tener aquella bicicleta.
Gracias al Sr. Jaume Argemí, hombre de confianza de Pí en Montesa, supieron que en Sant Feliu de Codines había un chico llamado Andreu Codina que hacía algo parecido al Trial, pero con una bicicleta. Aquella bicicleta era una Figueras (Fidan) y rápidamente fueron a verle y lo ficharon. La bicicleta que Codina pilotaba era bastante más larga que la T-10, porque éste era muy alto. Deciden copiar las medidas de la bici de Codina y nace la Montesa T-15 competición, la bicicleta que popularizó el deporte del Trialsín por toda Europa.
Montesa fabricó cuatro modelos de Trial: La T-05 infantil, la T-10 en diferentes versiones, la T-12 (modelo junior) y la T-15 Competición, que también fue evolucionada posteriormente.
La historia ciclista de Montesa es relativamente corta, porque en verano de 1983 la empresa hizo suspensión de pagos, fue absorbida por Montesa-Honda y la división de bicicletas desapareció, vendiéndose todas las bicicletas que quedaron en stock en el mercado japonés.

Gracias a su potencial económico, Montesa dominó el mercado del trial en bicicleta de la época e incluso fue la que promocionó el nombre de "Trialsín" para denominar aquel deporte, desplazando al de "Bici-Trial" que hasta entonces se había usado. También tuvo la fuerza suficiente para fichar a pilotos de la talla de Andreu Codina, Ot Pí, Jordi Tarrés, Solé Rovira, Solé Prats, etc...

 

Bicicletas Rabasa nace en el año 1922 como taller de bicicletas y no es hasta 1944 cuando su fundador, el Sr. Simeó Rabasa, se plantea seriamente la fabricación de motocicletas. Derbi (DERivados de BIcicletas) pasaría a ser el nombre de la nueva ocupación de la empresa, sin dejar de fabricar bicicletas bajo el nombre de Rabasa.
No es hasta 1982 cuando Rabasa-Derbi decide hacer su propia bicicleta de Trialsin, debido al auge que estaba tomando el deporte. Basándose en la Panther BMX, la adaptaron para poder competir en Trialsin. La bicicleta no funcionaba del todo bien y, tres años después de probar los frenos de disco de la Panther en una bici de Trialsin, y de algún modelo más, decidieron "camuflar" unidades de la Monty T-19 aero y de la Monty T-19 Serie 2 después, pintándolas de color rojo y poniéndoles calcas de Derbi y algún componente para modificarlas y no hacer tan evidente de que se trataba de bicicletas de otra marca.

   

Con estas bicicletas, tanto Joan Pons, como Marc Colomer y Jordi Picola consiguieron varios títulos internacionales muy importantes, como el Campeonato del Mundo de Joan Pons en categoría Infantil, en 1986, o el primer puesto en el Campeonato del Mundo Infantil en 1987, conseguido por Marc Colomer.
Rabasa Derbi abandonó la "aventura" del Trialsin muy rápido, dejando para el recuerdo un par de modelos 100% fabricados por la marca de Mollet (Barcelona), siempre bajo la base de bicicletas de BMX.

 

El origen de las bicicletas Sans data de principios de los ochenta, más concretamente de 1980, cuando un grupo de aficionados al trial en moto se enteraron de que en Sant Feliu de Codines y en Sabadell se hacían competiciones de Trial en bicicleta.
Los Sans tenían taller de bicicletas y motos y rápidamente empezaron a transformar las "BH de paseo" con ruedas de 500. Les montaban horquillas de doble pletina, modificaban las vainas traseras para que pudieran albergar los neumáticos Pirelli ML14 2-16. Estas bicicletas las estrenaron en una prueba en Sant Quirze del Vallès, el mismo dia del debut de Ot Pí.
Los Sans tardaron muy poco en hacer una de aquellas bicicletas totalmente nueva. La hicieron en su taller de bicis y el color escogido para el chasis fue el amarillo, a imitación de la moto que tenían, una Ossa TR-80 amarilla. Más tarde llegaron los modelos de color rojo, con diversas modificaciones en el chasis.

   

En aquella época hubo mucha variedad de bicicletas y coincidió con la aparición de Andreu Codina, que revolucionó las técnicas de conducción.
Las "Especial Sans" participaron en muchísimos campeonatos, a nivel catalán. Dos fueron los pilotos que defendieron los colores de las Sans en los campeonatos de Bici-Trial y Trialsín. Los dos eran de Vilafranca del Penedés, ciudad origen de las Sans. Jesús Gutiérrez "Guti" se dedicó a los campeonatos de Bici-Trial y Óscar Bujaldón a los de Trialsín, aunque también participó en la otra especialidad. El resultado más destacado que obtuvo una "Especial Sans" fue la tercera plaza en el Campeonato de Europa de Trialsín de 1983, en manos de Óscar Bujaldón.

 

La historia de Bicicletas Monty es simple y fruto de una desgracia. Cuando Montesa hizo suspensión de pagos y fue absorbida por Honda, Pere Pí decidió dejar la empresa y montar su propia empresa y marca de bicicletas de Trialsín. Tan solo 6 meses después de abandonar Montesa nace Bicicletas Monty, el 12 de Diciembre de 1983 en un pequeño local de 330m2, en la calle Severo Ochoa de Esplugues de Llobregat. Más tarde se convertiría en S.A. gracias a la entrada de Bicicletas BH como accionista de la marca.
Aprovechando la experiencia adquirida en Montesa, rápidamente salió la primera serie de bicicletas de Trialsín, la gama "aero", con tres versiones: infantil, amateur y profesional, herederas de la tecnología de la Montesa T-15.
En aquella época, lo de fabricar en Oriente no era habitual, y diversas empresas catalanas, como Talleres Fargas, Nagesti, Akront y Pirelli, esta última tenía fábrica en Manresa, pasaron a trabajar para Monty. Tan solo cuatro años después, en 1987, necesidades de espacio obligan a cambiar de local y nace "Monty 2", un local de 2900 m2, en la calle Tomás Bretón de la misma localidad. En estos cuatro años, las bicicletas de Trialsín de Monty ya inundan los paddock de las competiciones. Los primeros títulos internacionales empiezan a llenar las vitrinas de la marca. Ser piloto Monty "Factory Team" es el sueño y máxima aspiración de la mayoría de pilotos del momento.

   

Monty decide controlar totalmente el proceso de fabricación de sus productos y, en 1988, empiezan a fabricar los chasis en sus propias instalaciones. Dos años más tarde, la Generalitat de Catalunya otorga a Bicicletas Monty el premio a la productividad. Empiezan a nacer nuevos modelos de MTB y nuevas necesidades de espacio obligan, por segunda vez, a un cambio de instalaciones. En esta ocasión el cambio es más significativo porque cambian de localidad. Una nave de 3550m2, en el polígono industrial El Plà de Sant Feliu de Llobregat, será las nueva sede de Monty desde principios de 1992.

Tres años más tarde, en 1995, reciben un premio de diseño industrial por el modelo estrella de BikeTrial de aquel año. Otro impulso para una marca que empieza a descubrir las "bondades" de la fabricación en Oriente. En 1998, Monty empieza a fabricar sus productos en Taiwan, traspasando al cabo de dos años toda la producción a la emergente China. Actualmente Monty sigue teniendo su cuartel general en Sant Feliu de Llobregat. Allí se piensan, diseñan y crean todos los modelos de BikeTrial de la marca, además de todo el resto de la gama.

 

Todo empezó el año 1976, en Sant Feliu de Codines, en la calle Dominguet, nº 8, donde Josep Figueras y Anna María, montaron un taller de reparación y venta de motos y bicicletas.
FIDAN (acrónimo de FIgueras DANti) es más que un nombre para denominar a una marca. FIDAN es la ilusión de unos chavales que en los años 76/80 querían hacer con sus bicicletas de paseo lo mismo que hacían sus ídolos con las motos de trial de entonces. De ahí surgió la necesidad de transformar y modificar dichas bicicletas y convertirlas en prototipos de bicicletas de trial. Trabajando siempre desde la más pura artesanía, haciendo horquillas más altas, abriendo los cuadros por la parte posterior para poder poner ruedas de tacos, haciendo potencias que sostenían manillares más anchos para una mejor conducción...

Con el paso de los años, FIDAN pasó de una mentalidad de modificación de bicicletas de paseo a la mismísima fabricación de una de las primeras bicicletas de BICITRIAL en nuestro país. Todo gracias a la ilusión, al deseo y a las ganas de poder pedalear en cualquier terreno por complicado y difícil que este fuese.
En los años 1981/1982 llegó desde los Estados Unidos una nueva modalidad, el BMX. Al igual que en el trial, FIDAN apostó por crear sus propios prototipos con cuadros muy ligeros y compactos. Así pues, FIDAN, es una de las primeras y pioneras marcas de la historia del trial en bicicleta.

 

Fantic Motor es una marca de motocicletas italiana, fundada en el año 1968. Es de sobras conocida en el mundo del Trial por los modelos que fabricó para la práctica de esta especialidad. Pilotos míticos como Steve Saunders, Gilles Burgat, Amós Bilbao, Thierry Michaud, Donato Miglio y Tommi Ahvala pilotaron motos Fantic.

La bicicleta de Trial fue una aventura sin más ánimo que el de tener un modelo propio. Se limitaron a "copiar" una Montesa T-15 y comercializarla. La pilotaron pilotos franceses y alemanes en las Copas de Europa de Trialsin.

 

Kuwahara fue fundada en Osaka (Japón) en 1918 por Sentaro Kuwahara. Era un negocio familiar y, con la ayuda de su esposa y ocho hijos, fabricaban y vendían accesorios de bicicleta en su barrio. Más adelante crecieron, se expandieron y en 1925, Kuwahara-san comenzó a exportar bicicletas y accesorios a Rusia, China y el sudeste asiático.
Kuwahara cerró las puertas al público temporalmente, desde 1940 hasta 1945, debido a la Segunda Guerra Mundial. En 1947, Kuwahara abrió nuevamente sus negocios y Sentaro Kuwahara se convirtió en el primer presidente de la junta directiva de la "Asociación de vendedores de bicicletas de Japón".
En 1959 se envió una primera partida de bicicletas a los USA.

Lamentablemente, en 1960 el fundador y presidente de la compañía, Sentaro Kuwahara, falleció y su hijo Masao Kuwahara asumió el cargo en su lugar. En 1968, comenzaron a exportar bicicletas a USA y fue allí donde conocieron el deporte del Trialsin. Empezaron a fabricar bicicletas para otras marcas como Schwinn, Takara, Puch, Concord, Apolo, Azuki y otros. Kuwahara nunca había producido su propias bicicletas de la marca Kuwahara fuera de Japón hasta 1972, cuando comenzó a desarrollar bicicletas de BMX para los USA, Canadá, Europa y Australia.
A mediados de los 70 auge de BMX había comenzado y Kuwahara exportaba la marca BMX Kuwahara a muchos países. En 1979, Takuo Kuwahara se convirtió en el nuevo (y actual) Presidente de Kuwahara. Se puso en marcha un equipo de fábrica "Kuwahara BMX" en USA, Canadá, Europa y Australia.

En 1982, Steven Spielberg rodó la exitosa película "E.T.", en la que los protagonistas montaban bicicletas de BMX de la marca. En 1992, debido a la escalada del yen, Kuwahara cerró su negocio de exportación en Osaka y se desplazó al exterior, donde podrían ser más competitivos. En 2001, Universal Studios, abrió un parque de atracciones en Osaka y Kuwahara creó una pequeña exposición para su visualización. Con los chasis del modelo KZ, últimos restos de la década de los 80, Kuwahara relanzó una réplica del modelo que aparecía en la película "E.T.". Kuwahara es todavía hoy una marca muy activa y popular en Europa y Canadá, entre otros.

 

En 1976, un niño con mucho ojo, estilo y la mano firme con el cutter, disfrutaba su adicción al BMX haciendo placas portanúmeros personalizadas para los corredores más importantes del BMX. Las placas portanúmeros de Bob Haro fueron un éxito instantáneo y se convirtió en un icono del deporte. La demanda de placas de Haro fue fenomenal y, muy pronto, fue un negocio. Cuando no estaba diseñando productos en su floreciente empresa, Bob mataba el tiempo aprendiendo trucos en su bici de BMX. El Freestyle aún no tenía nombre, pero sí un fundador.

En la década de los 80 los principios del BMX-Freestyle estaban ya en marcha. Para satisfacer la demanda de una bicicleta que se pudiera manejar tanto en llano como en rampas, Bob Haro presentó la Haro Freestyler. Fue otro gran golpe de Haro y creó un deporte y unas bicicletas que se encuentran en la vanguardia del diseño y la tecnología BMX. En sus 15 años de historia, los pilotos de Haro han ganado más medallas en los X-Games que en cualquier otra marca. En 2008 Bicicletas Haro celebró su trigésimo aniversario.

 

La marca Torpado va intimamente ligada al nombre del piloto francés Thierry Girard. Aunque esta bicicleta fue muy popular y la pilotaron muchos pilotos, fue Girard el que la hizo campeona de Europa dos años consecutivos.

Marca italiana muy ligada al ciclismo de carretera, fue fundada hace más de 100 años y muy poco se sabe de su relación con el Trialsin, o BMT, como le llamaban en Italia. No se sabe el por qué decidieron un día hacer una bicicleta de Trial y el porque dejaron de hacerlas.

 

Ibis Bicycles fue fundada por Scot Nicol en el año 1981. Nicol era uno de los primeros practicantes de mountain bike en el norte de California. La marca empezó en el garaje de Scot, cuando un amigo le propuso que le fabricara un chasis. La historia de Ibis con el Trialsin es bastante peculiar, porque fue una marca que probó muchos tipo de combinaciones de ruedas, para intentar dar con la combinación perfecta para la práctica del trialsin.

Ibis hizo varios modelos:

1985: Crean la primera bicicleta de Trial
1987: Trials Comp (rueda trasera 20" y delantera de 24")
1987: Mountain trials (híbrida con rueda trasera de 24" y delantera de 26")
1988: Trials Pro (rueda trasera de 20" y delantera de 20" ó 24")

Con este último modelo, la historia del trial dentro de Ibis terminó.

 

GT Bicycles es una gran marca de bicicletas americana, muy conocida por sus bicicletas de BMX y MTB. Fue fundada en el año 1979 por Gary Turner, un ingeniero soldador y por Richard Long, propietario de una tienda de bicicletas.
Cuando Hans Rey se fue a vivir a los Estados Unidos participaba en las competiciones con una Monty, pero pronto estableció contacto con marcas USA y empezó a correr con bicicletas fabricadas allí. GT fabricó diversos modelos de Trialsin y Biketrial, aunque siempre bajo la filosofía de las marcas americanas: no eran bicicletas 100% específicas y las soluciones eran más tipo BMX que para la práctica del Trialsin. Por si alguien no había caído en ello, la marca GT son las iniciales de su fundador Gary Turner.

 

Aunque en un principio no lo pueda parecer, esta bicicleta de origen japonés tiene muchísima relación con nuestra querida Montesa y con los orígenes del Trialsín en Japón. Motivos para que se parezca a la T-15 hay muchos y es una historia de lo más interesante y curiosa. Uno de los protagonistas de esta historia es el propio Hiroshi Hirano, actual Presidente de la BikeTrial International Union (en adelante Hiro).

Corría el año 1983 cuando Honda compró la factoría Montesa. En la compra iba incluído un stock de 500 Montesita T-15 y Honda intentó quitarse ese stock de encima probando de venderlas en Japón, cosa que logró rápidamente gracias a una frase dicha por el entonces campeón del mundo de trial en moto, Eddy Lejeune, en un trial indoor que corrió en Japón organizado por Honda. En una de las entrevistas que ofreció, Lejeune dijo: "es mejor empezar en Trial sobre una bicicleta". Muchos japoneses compraron las T-15 y rápidamente se agotaron, aunque Honda no mostró ningún interés en seguir fabricando bicis sino que lo que pretendió fue quitarse ese stock de encima lo antes posible. Más tarde, Honda contactó con Maruishi bicycles para producir bicis de trial y les prometió ayuda para fabricarlas y promocionarlas.

Maruishi envió al Sr. Mikami a España para conocer a Pere Pí y aprender de su larga experiencia en el Trialsín. Este último le prometió ayuda a cambio de dos simples condiciones:

1.- Que usaran el nombre depara denominar al deporte.
2.- Que usaran el mismo reglamento que en España para promocionar el deporte en Japón.

Una vez Mikami-san volvió a Japón, Maruishi fabricó dos modelos: la profesional y la amateur. Las primeras series de estos modelos llevaron una calca de Montesa en la horquilla porque Honda estaba detrás de la producción de las bicis. Todo parecía ir viento en popa hasta que Maruishi cometió dos grandes errores. El primero fue no usar el nombre de Trialsín y usar uno propio para el deporte, al que denominaron BTR (en similitud con las siglas BMX).
Toda la promoción del trial en bicicleta se hacía bajo las siglas BTR. El segundo error fue cambiar el reglamento. En vez de penalizar con 5 puntos los cinco pies, lo hicieron con un pie de más. Un 5 era para seis pies, además de algún otro cambio.

Las dos promesas que le habían hecho a Pere Pí no las habían cumplido. Takumi Narita (en la foto de arriba) pronto se convirtió en el nº 1 del BTR en el área de Tokio, aunque no había competiciones en Japón en esa época. El motivo de la falta de carreras se debió a que Maruishi no introdujo un reglamento concreto. La gente compraba las bicicletas, organizaba sus competiciones en su zona y cuando tenían problemas acababan por poner sus propias reglas y así no podía haber campeonatos nacionales. Hubo muchos pilotos buenos en diversas áreas de Japón, pero a los 16 años se pasaban a la moto. Tampoco se les ocurría viajar al Mundial de Trialsín porque no sabían, ni nadie les había explicado, que era el mismo deporte que "su" BTR.

En 1988, Hiro viajó al Mundial de Trialsín y, ya en España, se compró una Monty que se llevó a Japón. Más tarde, decidió importarlas e introdujo el nombre de Trialsín y el reglamento original en su país. A algunos no le gustó demasiado la idea pero otros se interesaron por el campeonato mundial, que justo descubrían. Hiro les contó que si seguían el reglamento internacional podrían ir a competir al mundial y podrían organizar eventos internacionales en Japón. Consiguió convencer a algunos y creó la JTF (Japan Trialsin Federation), que es la base de la actual BIU (BikeTrial International Union). Maruishi seguía vendiendo sus bicicletas, pero ya sin la calca de Montesa en la horquilla (no se sabe el por qué de esa desaparición).

Entre 1989 y 1990, Hiro participó en una competición de Maruishi, en un parque de atracciones de Honda en Tokio. La competición fue una "batalla" Maruishi contra Monty. Hiro ganó la prueba y el presidente de Maruishi, que siempre entregaba los premios en la ceremonia final, le dijo al entregarle la suya: "cada vez hay menos pilotos de BTR en las competiciones". Fue en ese momento cuando el BTR dejó de organizar carreras y pruebas.

Hiro participó en muchísimas de las que organizaron, para hacer saber a la gente lo que estaba ocurriendo en el resto del mundo, con la ventaja de aprovecharse de todo lo que había aprendido en Europa. Durante 1992, Maruishi rehizo su bicicleta y la comercializó. El chasis era el mismo pero modificaron el protector de piñón y el manillar, haciéndolos como los de las Monty, además de mejorarla con unos frenos hidráulicos Magura HS. Le mandaron una carta a Pere Pí pidiéndole ayuda para crear una nueva federación en Japón que se llamaría Off Road Bicycle Federation. Parece ser que intentaban conseguir los derechos del deporte para mantener el mercado y su negocio pero les salió mal, porque Hiro había conseguido ese mismo año llevar el campeonato del Mundo de BikeTrial a Itadori, y ya fue demasiado tarde para que los de Maruishi pudieran reaccionar.
Al cabo de pocos años dejaron de vender las Maruishi de BTR y acabaron con su proyecto. Si Maruishi hubiese respetado las dos simples condiciones que había puesto Pere Pí para ayudarles, llamar al deporte Trialsín y mantener el reglamento internacional vigente, hubieran podido hacer muchas cosas y conservar los derechos sobre el deporte. Según el propio Hiro: "desafortunadamente tomaron el camino equivocado, porque quiseron promocionar el deporte en su propio beneficio". Las bicicletas de BTR de Maruishi fueron una especie de hermanas de las Montesitas, copias oficiales según Montesa-Honda, cosa que Pere Pí ya advirtió antes de que se fabricaran.


 
 
 

© Copyright 2011 www.trialsin.es